Lo que debes saber sobre los jugos verdes... y mi receta favorita.

Lo que debes saber sobre los jugos verdes…

y mi receta favorita.

Cada día más personas están empezando a incorporar jugos verdes en su alimentación diaria. Algunos dicen que esto es una moda, pero yo prefiero verlo como un aumento en el interés de las personas por tener una vida más sana, una mayor conciencia de lo que ponen en su cuerpo y las ganas de tomar el control de su salud y bienestar.

No hay ninguna duda de que comer alimentos enteros, no procesados, especialmente vegetales es excelente para nuestra salud. Sin embargo, nunca debemos olvidar que cuando hablamos de tener una vida sana y equilibrada siempre debemos mirar la película completa incluyendo, además de la alimentación: el movimiento, la calidad del sueño, el manejo de stress, el auto cuidado, entre otros factores. Es importante que consideremos todas estas áreas con el mismo nivel de importancia para poder alcanzar un equilibrio y bienestar real. Teniendo eso claro, ahora sí nos podemos enfocar en el primer punto: la alimentación y específicamente, en los jugos verdes. 

Estos son una excelente alternativa para incorporar más porciones de vegetales (especialmente si estamos comiendo menos de tres porciones en cada comida). Además sirven para introducir verduras o frutas que no consumimos regularmente y así proporcionar densidad nutricional en un volumen pequeño y fácil de digerir.

¿Sabes cuales son los principales beneficios de los jugos verdes?

Aquí van…

  1. Alcalinizan tu cuerpo y combaten la inflamación:

    Está comprobado que la inflamación es la causa común de la mayor parte de las enfermedades crónicas que afectan a millones de personas en el mundo hoy. Desde obesidad y diabetes hasta enfermedades cardiacas y cáncer. 

    Nuestro cuerpo no puede ser ni muy ácido ni muy alcalino. Necesita estar en su Ph adecuado que es entre 7.35 - 7.45, lo que en general es regulado eficientemente por nuestro organismo. El problema es que cuando consumimos muchos alimentos ácidos (alimentos procesados, lácteos, azúcar, carnes rojas, alcohol, etc.) el cuerpo se acidifica. 

    Un cuerpo ácido es el ambiente ideal para desencadenar inflamación y por lo tanto enfermedad. Por esta razón, consumir una gran cantidad de vegetales verdes ayuda a mantener la alcalinidad de nuestro cuerpo y prevenir la inflamación.

  2. Promueven una buena salud digestiva:

    Esto se debe a que los jugos verdes contienen una gran cantidad de enzimas y prebióticos. Los prebióticos son un tipo de fibra dietética presente en muchas frutas y verduras. Éstas son el alimento adecuado para las bacterias beneficiosas que habitan nuestros intestinos (probióticos), las que juegan un rol crucial en nuestra inmunidad.

    Si consideramos que más del 80% de nuestro sistema inmunológico se encuentra en los intestinos, todo lo que favorezca una buena salud digestiva impactará positivamente en nuestra salud.

  3. Ayudan a detoxificar el cuerpo:

    Aunque nos cuidemos y nos preocupemos de tener buenos hábitos, nuestro cuerpo está constantemente expuesto a toxinas. Éstas se encuentran en el agua, en el aire, productos de limpieza, comida, maquillaje y muchas otras cosas. Esto provoca una gran sobrecarga en el hígado, que es el “filtro” de nuestro cuerpo. 

    Muchos de los ingredientes que encontramos en los jugos verdes refuerzan la función del hígado, ayudándolo a ser más eficiente en el proceso de remover toxinas de nuestro organismo. 

    Creo que uno de los signos más claros de este efecto es el mejoramiento en el aspecto de la piel, incluyendo la reducción o eliminación del acné. 

  4. Aumentan la energía:

    Cuando no nos alimentamos bien es muy fácil tener deficiencias nutricionales que se pueden traducir en fatiga y falta de energía. Por el contrario, un jugo verde cargado de nutrientes fáciles y rápidos de absorber pueden proporcionar un aumento considerable en los niveles de energía. Lo mejor de todo es que a diferencia de la cafeína y otro tipo de estimulantes sintéticos, no provocan el clásico y desagradable rebote o bajón después de consumirlos.

  5. Previenen el envejecimiento prematuro:

    Los jugos verdes contienen una gran cantidad de antioxidantes. Estos protegen a nuestro cuerpo del daño oxidativo que promueve el envejecimiento prematuro de la piel y de todos nuestros órganos. No nos olvidemos que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, que nos hace notar claramente los signos del envejecimiento al estar visible, pero no es el único órgano que puede envejecer prematuramente. 

    Hay mucha evidencia que relaciona el stress oxidativo con el desarrollo de enfermedades como el cáncer, la diabetes y alteraciones cardíacas, además del envejecimiento prematuro de la piel.

    La mejor fuente de antioxidantes  son, sin duda, las frutas y verduras,  por lo que los jugos verdes son una excelente forma de incorporarlos a tu rutina diaria.

CONSUMIR UNA ADECUADA CANTIDAD Y VARIEDAD DE VEGETALES DIARIAMENTE, NOS PERMITE DARLE A NUESTRO CUERPO LO QUE NECESITA PARA ESTAR BIEN NUTRIDO, FUERTE, SANO Y JOVEN.

2-2.jpg

Recuerda siempre consumir todo lo que puedas en su versión orgánica, sobre todo las hojas verdes y el apio. Así evitarás contaminar tu cuerpo con pesticidas, fertilizantes y otros químicos tóxicos. 

Para preparar un jugo verde cargado de nutrientes y enzimas vivas te recomiendo utilizar un extractor de jugo con sistema de prensado en frío, más conocidos como extractores cold-press. No solo dejan una textura uniforme si no que además, extraen mayor cantidad de jugo y no alteran la calidad de las enzimas permitiendo que los jugos duren más tiempo, conservando su color y sabor original. 

Yo utilizo un extractor Hurom (ver aquí), que es uno de los más básicos del mercado y, al menos para mí, ha funcionado increíblemente bien por varios años. No solo me sirve para preparar los jugos verdes, sino también leches vegetales, como leche de almendras o castañas de cajú.

Por último, creo que es importante aclarar que, a pesar de que los jugos verdes traen increíbles beneficios para la mayoría de las personas, hay otras que simplemente andan mejor sin ellos. Esto puede deberse a sensibilidades alimentarias, sensibilidad a los oxalatos (compuestos presentes en algunas verduras y frutas), entre otros factores. Por eso cada vez que introduzcas un nuevo hábito en tu vida debes evaluar cómo te hace sentir y evaluar si realmente estás obteniendo beneficios.

Siempre debemos respetar nuestra bio individualidad y por lo tanto debemos saber que no hay una sola forma de alimentación que se ajuste a todos por igual. La buena noticia es que cuando hay ganas de tener buenos hábitos es fácil encontrar excelentes alternativas para individualizar la alimentación según los requerimientos de cada persona.

Y para terminar, aquí va la receta de mi jugo verde favorito:

MI JUGO VERDE ANTIINFLAMATORIO:

Ingredientes:

  • 2 Tazas de espinacas

  • 1 Pepino

  • 3 Tallos de apio

  • 1/2 limón (pelado)

  • 1/2 manzana verde

  • 1 trozo de jengibre fresco (del tamaño de una aceituna aproximadamente)

  • Opcional: 1/4 cucharadita de cúrcuma en polvo y un toque de pimienta negra (para agregar al final). Esto aumentará aún más las propiedades antiinflamatorias del el jugo.

Preparación:

  • Lavar bien todos los ingredientes

  • Picar las frutas y verduras de un tamaño adecuado, de acuerdo a las proporciones de tu extractor de jugo.

  • Introducir los vegetales en el extractor, procesar y ¡listo!


Espero que te guste tanto como a mí

DÁLE A TU CUERPO LO QUE NECESITA PARA SER TU MEJOR VERSIÓN…

¡Empieza hoy!

img+%281%29.jpg

Y si necesitas a alguien que te dé una mano, que te guíe en la dirección correcta y sea tu cheerleader personal en tu camino hacia la salud y bienestar…

No dudes en agendar una sesión gratuita de objetivos de salud AQUÍ. Estaré encantada de conversar contigo y saber si puedo ayudarte a empezar tu transformación hacia una vida más sana y feliz.

@yourtruebalance