BROWNIE DE CHOCOLATE SIN CULPA

El brownie ha estado en mi vida desde mi infancia. En mi familia, hacer mini brownies de chocolate para los cumpleaños, navidades o cualquier celebración es casi una tradición familiar. La receta ha sido transmitida de generación en generación hasta mi. Lamentablemente tuve que olvidarme de ellos cuando descubrí que el gluten y el azúcar eran unos de los principales responsables de mis problemas digestivos y que por lo tanto, afectaban mi salud en general.

La relación entre salud digestiva y salud general es un tema que da para mucho y que tocaré por sí solo en otro momento… ya lo sé, por ahora lo importante es el CHOCOLATE!

La buena noticia es que hay muchas alternativas exquisitas SIN GLUTEN que vale la pena probar y este brownie es una de ellas.

Aquí va la receta…

INGREDIENTES

choc2.jpg

·      3 cucharadas de harina de coco

·      3 cucharadas de cacao en polvo (sin azúcar)

·      5 cucharadas de aceite de coco

·      4 cucharadas de ghee (mantequilla clarificada).

·      4 huevos orgánicos

·      1 camote orgánico grande

·      20 gotas de stevia orgánica

·      1 cucharadita de esencia de vainilla

·      ½ cucharadita de polvos de hornear

·      una pizca de sal

·      ½ taza de coco rallado

·      1 ½  tazas de berries frescos o congelados. Puedes usar los que más te gusten. En esta oportunidad yo utilicé frambuesas, arándanos y frutillas.

·      ½ taza de  leche de coco (en lata)

Como este brownie es libre de gluten, su consistencia es menos esponjosa y más densa que un brownie tradicional. Por esta razón decidí combinarlo con dos ingredientes que lo equilibran a la perfección: uno cremoso y neutro (leche de coco) y otro ácido (berries). Creo que la mezcla de los tres es increíble y por lo menos en mi casa, se ha ganado muchos aplausos.

choco3.jpg

Trata de usar ingredientes orgánicos siempre que puedas, ya que así estarás evitando pesticidas y químicos nefastos para tu salud. Pero si no es posible acceder a alimentos orgánicos, igual anímate a prepáralo. Esta versión es muchísimo mejor que un brownie convencional lleno de gluten, azúcar y quién sabe qué… al menos aquí estarás controlando los ingredientes y aportando algo  mucho mejor a tu cuerpo.

El camote es uno de los protagonistas en mis recetas ya que es un carbohidrato complejo, de bajo índice glicémico. Esto quiere decir que el azúcar natural que contiene es liberado lentamente a la sangre, lo que otorga una fuente de energía balanceada y regular sin disparar tus niveles de azúcar en la sangre (glicemia), que se asocia a fatiga y aumento de peso.

Además está cargado de fibra, que promueve una buena digestión, vitaminas B6 y C, potasio y minerales como hierro y magnesio. Ese color naranjo intenso se debe a que es alto en carotenoides, uno de estos es el  beta caroteno. Estos son excelentes antioxidantes que refuerzan tu sistema inmunológico y protegen tu cuerpo contra el envejecimiento, cáncer y otras enfermedades.

Por otra parte el cacao (poderoso antioxidante), el aceite de coco y el ghee, son  considerados actualmente superalimentos por la gran cantidad de propiedades beneficiosas para la salud que contienen.

Con respecto al ghee o mantequilla clarificada, me gustaría aclarar por qué es el único alimento proveniente de la leche que consumo. Su sabor es increíble, es estable a altas temperaturas por lo que es muy seguro para cocinar, es una  excelente fuente de vitaminas (A, E, K2), minerales y cuando es proveniente de vacas alimentadas de pasto, contiene ácidos grasos Omega -3 y Omega -9, que juegan un rol vital en el ánimo, salud cerebral, salud hormonal, ente otras cosas. Es altamente curativo para el aparato digestivo y es detoxificante para el cuerpo. Por todas estas razones ha sido utilizado por miles de años en la medicina ayurveda y actualmente cada vez más personas lo están utilizando en el mundo.

Manos a la obra…

PREPARACIÓN:

1.    Precalentar el horno a 140ºC

2.    Pelar el camote en cubos pequeños y agregar 1 cucharada de aceite de coco

choc4.jpg

3.    Llevar al horno y hornear hasta que estén blandos.

4.    Procesar el camote hasta obtener una consistencia de puré y mezclar con el ghee y las 4 cucharadas restantes de aceite de coco. Dejar enfriar y reservar.

choc5.jpg

5.    Mezclar en un bowl los huevos, cacao, harina de coco, polvos de hornear, sal, stevia y esencia de vainilla. Luego incorporar esto a la mezcla del camote.

6.    Cubrir un molde de pan con papel de horno o agregar aceite de coco. Agregar la mezcla y llevar al horno por 20 – 30 minutos, dependiendo de la consistencia que quieras obtener. (cocinar más para una textura más firme o menos para una consistencia más blanda y suave)

cho6.jpg

1.    Retirar del horno, cortar en cuadrados y reservar.

cho8.jpg

8.    En un procesador de alimentos, triturar los berries hasta obtener una consistencia de puré.

9.    Agitar la leche de coco antes de abrir. Con un tenedor, mezclar bien para evitar grumos.

10.    Servir una cucharada ( o dos)  de la salsa de berries, luego agregar un trozo de brownie y finalizar con una cucharada de leche de coco encima. Espolvorear con coco rallado y disfrutar!.

¡Espero que te guste tanto como a mi!

 

Anímate a prepararlo para tus próxima fiesta, para tu grupo de amigas o tu familia. Recuerda cocinar siempre con amor y disfrutarlo junto a personas que quieras mucho…

 

Me encantaría saber qué opinas, o si tienes alguna receta saludable que quieras compartir conmigo. Te invito a escribir tus comentarios a continuación…

Con cariño

mile2.png
posteo1.jpg